Tras la jubilación…

Después de más de 40 años trabajando llega el día de la jubilación, para algunos es algo muy deseado, otros en cambio querían seguir trabajando, pero para todos es desconcertante la inactividad, el vacío de significado.

3163534737_00d851db57_z

Está más que probado que la vida sedentaria y la falta de actividad mental y social son un factor de riesgo para la demencia, sin embargo, no existen programas de estimulación para todos ni una cultura que promueva estos programas en nuestra sociedad. Por otra parte, también son un campo de cultivo para la depresión y la ansiedad, ambos trastornos tan comunes entre las personas mayores y que también pueden conducir al deterioro cognitivo.

Un problema que aparece en las personas que intentan hacer algo con su tiempo tras la jubilación es la sensación de inutilidad, la falta de sentido de lo que se hace. Una persona jubilada puede apuntarse a estudiar un idioma pero se da cuenta de que no le hace falta en su vida (no se va a ir a vivir al extranjero, ni lo necesita para su trabajo), no sirve para nada que se esfuerce en los exámenes o que acuda siempre a clase, a nadie le importa que no aprenda sólo se pretende que esté entretenido.

Debemos encontrar el SENTIDO, el significado para la vida de estas personas jubiladas. Una vida que en muchos casos pueden  ser más de 20 años. Las personas mayores tienen una gran sabiduría derivada de su experiencia pero también pueden aprender cosas nuevas. Tienen derecho a sentirse útiles y respetados. Es necesario ayudarles a encontrar actividades con las que sentirse realizados (voluntariado, estudios, cuidado de nietos, artesanía…) pero sobre todo que se mantengan activos física, cognitiva y socialmente.

5427366250_69d43230d5_z

 

 

 

ANOSOGNOSIA

8737930083_c9ae0268eb_o

Es la falta de conciencia sobre los propios déficits normalmente producto de un daño trastorno cerebral. Es un fenómeno de la conciencia que resulta increíble para el que está cerca del paciente ya que para el otro su déficit es evidente pero para el que lo sufre no existe. La anosognosia fue descrita por primera vez  a principios del siglo XX por el neurólogo Joseph Babinski, que observó este fenómeno en pacientes que habían sufrido un accidente cerebro vascular.  Se considera que la red de neuronas que dan lugar a esta conciencia se encuentran entre el lóbulo frontal y el parietal derecho, aunque hay diversas teorías sobre el papel de cada zona y sobre los distintos procesos implicados en esta percepción.

Sigue leyendo “ANOSOGNOSIA”

La terapia del recuerdo

pictures-630378_960_720

 

Una de las terapias más utilizadas con las personas mayores es la terapia de la reminiscencia, se basa en los beneficios que supone el revisar la propia vida, recordar los momentos vividos y revivirlos a través de las emociones que nos evocan. El principio de esta técnica se deriva de las teorías del ciclo vital como la de Erikson (1902-1994), que define la última etapa de la vida como una revisión vital. Según este autor la persona a partir de los 60 años reflexiona sobre lo que ha hecho en su vida y esta reflexión le puede conducir a la integridad a través de la satisfacción de lo vivido o a la desesperanza si el recuerdo le produce arrepentimiento y sentimientos de inutilidad. Pero fue Robert Butler quien propuso utilizar este principio de forma terapéutica con personas mayores en 1963 y lo denominó Revisión de Vida. Este autor descubrió que las personas mayores tienen presente su cercanía a la muerte y necesitan realizar esta revisión de sus vidas para poder dar sentido a su existencia actual y a toda su vida pasada.

Sigue leyendo “La terapia del recuerdo”